sábado, 4 de julio de 2015

Mi otra yo

Ayer me junté con unas amigas.
Como siempre hablamos de mil cosas y de todo el mundo. Nos reímos, comimos y tomamos mucho.
De repente no sé cómo fue que dio para fumar unas flores.
Ninguna de las tres sabe cómo mierda armar uno porque inútiles.
De una forma muy indigna lo logramos.
Fumamos, nos divertimos un rato más y se fueron.
Me di cuenta que drogada se potencia todo mi ser. Claramente soy mucho más torpe, mucho más boluda, mucho más colgada.
No paro de hablar, hablo y me río de lo que sea. Sin parar. Insoportable.
Cuestión que estaba muy drogada y sola en el departamento.
Estuve veinte minutos lavándome los dientes. Muy concentrada y con mucha energía.
Me puse a ordenar absolutamente todo antes de acostarme a dormir. Totalmente innecesario porque estaba todo ordenado.En realidad estuve como quince minutos buscando el control de la tele y resulta que lo que yo buscaba era el control de una tele que no está más. Encontré el de la tele pero yo buscaba ese. Hasta que me di cuenta que no lo iba a encontrar porque no existe más.
Cuando me quise acostar y fui a cerrar la puerta con llave no pude. La llave es nueva y estaba mal hecha. Estuve como diez minutos intentando sin poder, aunque me di cuenta que no entraba. Ahí empecé a paranoiquear con que me iban a abrir la puerta. Séptimo piso en un edificio enorme, para mi era blanco fácil. Me puse a pensar con qué trabar la puerta. Me quedé parada mirando todo lo que hay en el departamento. No se me ocurrió nada y me di cuenta que estaba flasheando. Me fui a dormir igual.
Me hice la que estaba atenta a los ruidos pero estaba demasiado cómoda y me dormí en un segundo.
Todavía no sé si estar tan drogada me beneficia o me perjudica,

2 comentarios:

  1. Hola!
    jajajajaja buenisima la experiencia eh. Mis amigas hablan giladas en ese estado.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo hago todo el tiempo pero bueno, detalles.

      Eliminar